Animales herbívoros que habitan en méxico

Animales herbívoros que habitan en méxico

Ocelote

Llamados así por sus enormes orejas y su cola con puntas negras, se distinguen fácilmente de sus primos, los rabos blancos, por la forma de su cuerpo y su característico andar saltarín. La cornamenta de los machos también es bifurcada o ramificada de manera uniforme. Su coloración varía del gris oscuro en invierno al marrón rojizo en verano.

En las poblaciones salvajes, los machos rara vez viven más de 8 años y las hembras más de 14. En 1926, la población de ciervos bura alcanzó un mínimo de unos 41.000 ejemplares en Nuevo México. En la actualidad, hay aproximadamente 300.000 ciervos mulos en el estado.

El pecarí de collar se parece a los cerdos, pero es de una familia diferente a la de los cerdos y jabalíes. Se diferencian por su tamaño (más pequeño), su aspecto, el número de dientes y un olor almizclado característico. La glándula del olor ayuda a estos animales sociales a identificar quién es y quién no es de su familia, así como los límites de su territorio. Se frotan entre sí varias veces al día para transferir su olor, así como para «marcar» su territorio con la glándula del olor. Los grupos pueden llegar a ser de 30 ejemplares, pero normalmente son de unos 20. Pueden vivir una vida relativamente larga, de hasta 20 años, pero la media es de 13.

Iguanas

Las siguientes etiquetas se utilizan para destacar el estado de conservación de cada especie según la evaluación de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza; las de la izquierda se utilizan aquí, las de la segunda columna en otros artículos:

De los taxones listados, 7 están extintos, 1 (no reconocido por la UICN) está posiblemente extinto, 30 están en peligro crítico, 46 están en peligro, 26 son vulnerables y 23 están casi amenazados[n 2] Estas etiquetas de estado fueron actualizadas más recientemente en abril de 2011. Seis de los taxones extintos o posiblemente extintos y 11 de los taxones en peligro crítico son insulares (todos menos dos de ellos son roedores); otras 13 de las especies en peligro crítico (todos roedores o musarañas) son de montaña. Las únicas especies en peligro crítico que no son roedores ni musarañas son el mapache de la isla de Cozumel y la vaquita. La estimación de la población de la vaquita marina ha caído por debajo de 100 a partir de 2014 y se considera que está en peligro inminente de extinción[2][3].

Didelphimorphia es el orden de las zarigüeyas comunes del hemisferio occidental. Las zarigüeyas probablemente divergieron de los marsupiales básicos de América del Sur a finales del Cretácico o principios del Paleoceno. Son marsupiales de tamaño pequeño a mediano, del tamaño de un gato doméstico grande, con un hocico largo y una cola prensil.

El coatí blanco

México es rico en especies silvestres gracias a su variedad de ecosistemas y hábitats, que incluyen la selva tropical de tierras bajas, el desierto templado, el bosque montano y la tundra alpina. Cuenta con más de 800 especies de reptiles y más de 500 de mamíferos y el mayor número de especies de roedores del mundo.

El ave nacional de México es el águila real. México también alberga albatros, pájaros tropicales, piqueros, fragatas, pájaros-serpiente, pelícanos, flamencos, buitres, guacamayos, pericos, búhos, colibríes, tucanes, trogones, papamoscas y el tinamú, entre otros muchos.

El reptil nacional de México es la tortuga verde; siete de las ocho tortugas marinas del mundo viven y se reproducen en México. El país alberga numerosas especies de lagartos, cuatro especies de cocodrilos y más de 380 especies de serpientes. Sólo en la Península de Yucatán hay más de 180 especies de reptiles y anfibios.

¿Está interesado en ver todas las especies de fauna y flora de México?  Chimu Adventures ofrece viajes a Sudamérica y Centroamérica, así como paquetes a medida. Haga clic aquí para obtener más información.

Pecarí de collar

Las siguientes etiquetas se utilizan para destacar el estado de conservación de cada especie según la evaluación de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza; las de la izquierda se utilizan aquí, las de la segunda columna en otros artículos:

De los taxones listados, 7 están extinguidos, 1 (no reconocido por la UICN) está posiblemente extinguido, 30 están en peligro crítico, 46 están en peligro, 26 son vulnerables y 23 están casi amenazados[n 2] Estas etiquetas de estado fueron actualizadas por última vez en abril de 2011. Seis de los taxones extintos o posiblemente extintos y 11 de los taxones en peligro crítico son insulares (todos menos dos de ellos son roedores); otras 13 de las especies en peligro crítico (todos roedores o musarañas) son de montaña. Las únicas especies en peligro crítico que no son roedores ni musarañas son el mapache de la isla de Cozumel y la vaquita. La estimación de la población de la vaquita marina ha caído por debajo de 100 a partir de 2014 y se considera que está en peligro inminente de extinción[2][3].

Didelphimorphia es el orden de las zarigüeyas comunes del hemisferio occidental. Las zarigüeyas probablemente divergieron de los marsupiales básicos de América del Sur a finales del Cretácico o principios del Paleoceno. Son marsupiales de tamaño pequeño a mediano, del tamaño de un gato doméstico grande, con un hocico largo y una cola prensil.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad