Vino de ciudad real

Vino de ciudad real

historia de la sangría

El cultivo de la uva y la producción de vino en la zona fueron practicados por los antiguos íberos y, por supuesto, por los antiguos romanos. Durante la época musulmana la zona se convirtió en un importante centro de producción de vino, debido a una concesión especial del Califato de Toledo. Tras la reconquista por parte de las fuerzas cristianas se produjo un gran aumento de la demanda y de la producción, y el vino comenzó a enviarse a ciudades más lejanas como Madrid. A finales del siglo XVIII la producción anual rondaba las 200.000 arrobas (3,2 millones de litros). La fermentación se realizaba en enormes cubas de barro (con capacidad de hasta 1.600 litros) que se enterraban parcialmente en el suelo para ayudar a mantener la temperatura. Durante los meses de invierno, las lías caían al fondo de forma natural y no era necesario clarificar el vino.

El clima es continental extremo (veranos muy calurosos e inviernos fríos) y puede clasificarse como semiárido. Las temperaturas pueden alcanzar los 40°C en verano y bajar hasta los -10°C en invierno. Las sequías en verano son frecuentes, al igual que las heladas en invierno. Las lluvias son escasas y suelen caer en primavera y otoño, a menudo en forma de violentas tormentas. El riesgo de granizo y fuertes vientos es importante en primavera.

mezclas de tempranillo

FENAVIN es una feria nacional del vino español. En el recinto ferial de Ciudad Real sólo se presentan vinos y bebidas a base de vino de origen español ante un público cualificado. Con una participación estimada de 1400 expositores, se cubren casi todas las regiones vinícolas españolas. El evento tiene como objetivo promover las ventas de los vinos españoles y optimizar los contactos entre compradores y vendedores. Para facilitar la orientación en la feria, se han puesto a disposición de los visitantes profesionales herramientas informáticas durante y ya antes del inicio del evento. Los buscadores permitirán una búsqueda específica para obtener información detallada sobre determinadas regiones y bodegas e incluso para planificar reuniones con antelación. Los expositores también pueden hacer uso de esta herramienta para encontrar compradores adecuados. En la zona de exposición, los visitantes podrán degustar los vinos y tendrán la posibilidad de comunicarse con los comerciantes. La oferta de la exposición también incluye conferencias y seminarios empresariales sobre aspectos relevantes. Ciudad Real está situada justo al sur de la capital, Madrid. Desde allí se tarda unos 50 minutos con el tren de alta velocidad en llegar. Los visitantes que lleguen en coche pueden aparcar gratuitamente cerca del recinto ferial, situado en el centro de la ciudad. El camino hacia el evento está señalizado.

sangría portuguesa

El cultivo de la uva y la producción de vino en la zona fueron practicados por los antiguos íberos y, por supuesto, por los antiguos romanos. Durante la época musulmana la zona se convirtió en un importante centro de producción de vino, debido a una concesión especial del Califato de Toledo. Tras la reconquista por parte de las fuerzas cristianas se produjo un gran aumento de la demanda y de la producción, y el vino comenzó a enviarse a ciudades más lejanas como Madrid. A finales del siglo XVIII la producción anual rondaba las 200.000 arrobas (3,2 millones de litros). La fermentación se realizaba en enormes cubas de barro (con capacidad de hasta 1.600 litros) que se enterraban parcialmente en el suelo para ayudar a mantener la temperatura. Durante los meses de invierno, las lías caían al fondo de forma natural y no era necesario clarificar el vino.

El clima es continental extremo (veranos muy calurosos e inviernos fríos) y puede clasificarse como semiárido. Las temperaturas pueden alcanzar los 40°C en verano y bajar hasta los -10°C en invierno. Las sequías en verano son frecuentes, al igual que las heladas en invierno. Las lluvias son escasas y suelen caer en primavera y otoño, a menudo en forma de violentas tormentas. El riesgo de granizo y fuertes vientos es importante en primavera.

rioja vs tempranillo

El cultivo de la vid y la producción de vino en la zona fueron practicados por los antiguos íberos y, por supuesto, por los antiguos romanos. Durante la época musulmana la zona se convirtió en un importante centro de producción de vino, debido a una concesión especial del Califato de Toledo. Tras la reconquista por parte de las fuerzas cristianas se produjo un gran aumento de la demanda y de la producción, y el vino comenzó a enviarse a ciudades más lejanas como Madrid. A finales del siglo XVIII la producción anual rondaba las 200.000 arrobas (3,2 millones de litros). La fermentación se realizaba en enormes cubas de barro (con capacidad de hasta 1.600 litros) que se enterraban parcialmente en el suelo para ayudar a mantener la temperatura. Durante los meses de invierno, las lías caían al fondo de forma natural y no era necesario clarificar el vino.

El clima es continental extremo (veranos muy calurosos e inviernos fríos) y puede clasificarse como semiárido. Las temperaturas pueden alcanzar los 40°C en verano y bajar hasta los -10°C en invierno. Las sequías en verano son frecuentes, al igual que las heladas en invierno. Las lluvias son escasas y suelen caer en primavera y otoño, a menudo en forma de violentas tormentas. El riesgo de granizo y fuertes vientos es importante en primavera.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad